article /  09.2012

domus_info.jpg

La medida del espacio

Una residencia refleja el carácter de sus habitantes así como el entendimiento de su contexto sociocultural. Sólo así,  a través de la visión de los clientes —una pareja joven que buscaba un espacio de calidad, sometido a un programa arquitectónico definido, pero abierto y adaptable— se puede leer la casa RM del joven despacho regiomontano Arkraft: una novedosa alternativa para construir y habitar con un presupuesto limitado, así como una crítica puntual a la oferta actual del mercado inmobiliario

La casa se ubica en la colonica Cumbres de la ciudad de Monterrey,  un contexto urbano de vivienda de clase media y un entorno heterogéneo, vivo, con aire familiar. Acercándose a la casa desde la calle, se percibe como un volumen de proporciones inusuales, con fachadas más cerradas que abiertas, de superficies lisas de color discreto, apartado tanto de la calle como de las casas colindantes; una intervención de reservada sencillez.

Atravesando un porton de lámina, se accede al área del antiguo patio del edifico vecino, habitado por la familia de la joven pareja. Sobre un desnivel conectado por tres escalones con el área de acceso, se ubica —justo en el centro del predio— la casa RM, una construcción de tres niveles, distanciada de los muros perimetrales, creando así un área delantera más baja y una posterior más elevada, pero también una circulación continua, tanto para los habitantes, como para los vientos que de esta manera logran condicionar el volumen térmicamente.

Entrando a la casa, se abre un amplio umbral en donde predomina la sensación de luz y espacio, lograda por una triple altura siempre a la vista, gracias a la organización de una planta escalonada dividida en tres franjas. El ritmo de estas franjas organiza el espacio central de triple altura como facilitador de la premisa del espacio, en las dos franjas perimetrales con funciones mas íntimas.

El programa principal consiste en una área abierta con plataformas a diferentes alturas que articulan los distintos usos de la residencia. En planta baja se encuentra el vestíbulo, la estancia, la cocina y el comedor. Subiendo a la primera plataforma se encuentra con un baño completo y un estudio (que se puede convertir en una recámara adicional), mientras que en el tercer nivel se ubica una área de descanso con lugar de trabajo. Al ascender por la escalera al último nivel, se llega a una terraza, la cual ofrece vistas a las montañas, enmarcadas por vanos cuidadosamente proporcionados por los muros exteriores.

Desde la planta baja hasta la plataforma en el segundo nivel se colocaron muros bajos sobre el eje de circulación vertical, que funcionan como remates visuales y delimitan espacios sin necesidad de cerrarlos, dividiendo de esta manera las áreas públicas de las más privadas, permitiendo la comunicación visual y la gran diversidad de vistas.


La comunicación entre interior y exterior se logra a través de ventanas estratégicamente posicionadas, para percibir tanto el cielo como la vegetación sin sacrificar la privacidad. Estos vanos cuidadosamente estudiados y posicionados permiten la entrada de una gran cantidad de luz, así como un mayor aprovechamiento de la ventilación natural cruzada, evitando la necesidad de aire acondicionado.

Saliendo del vestíbulo principal en la planta baja por la puerta de la cocina, pasando una tira de vegetación, que puede concebirse como el único borde suave entre volumen y entorno, se llega un patio posterior que funge como área de convivencia social al aire libre.

La integración de la naturaleza domesticada al espacio se percibe a través de las ventanas que dirigen la vista a esta tira de vegetación, al árbol del patio trasero y al cielo.

Por cuestiones de concepto espacial y de presupuesto, se optó por un sistema estructural a base de marcos metálicos, recubiertos tanto al exterior como al interior por paneles, rellenados con aislantes térmicos y acústicos. El espíritu austero de la casa se ve reflejado también en la selección de acabados sencillos como el concreto aparente en los pisos y la pintura de un solo color en muros y plafones interiores.

El concepto de la casa RM —específicamente desarrollado según las necesidades de los clientes— deja abierta la posibilidad y la perspectiva de ser convertido en un modelo de vivienda adaptable a los requerimientos que implica una variedad de composiciones y de tamaños de familias de recursos limitados, sin sacrificar condiciones espaciales como la privacidad, la comunicación visual y la iluminación y ventilación adecuadas, por mencionar sólo algunas.

Esta obra demuestra claramente que la calidad espacial no depende de un presupuesto elevado, ni de acabados de lujo o una iluminación  escenográfica, sino más bien de la capacidad de materializar nuevos conceptos con sinceridad, para lograr otros modelos de vivienda bajo la premisa y la necesidad de calidad arquitectónica. La casa RM de Arkraft nos hace entender que la arquitectura residencial no se puede medir únicamente en metros cuadrados, el asunto predominante todavía en el mercado de la arquitectura local, así como en sus procesos, desde la conceptualización hasta la venta.

 

links

http://www.domusweb.it/es

http://www.arkrafts.com/

^  TOP OF PAGE  ^

fake diplomabuy fake diploma buy degreesfake degree fake diplomabuy a diploma buy degreebuy diploma fake degree